Categorías
Frases

Dios está a tu lado cuando sufres

En medio del sufrimiento sabemos que Dios estará con nosotros, nunca pierdas la fe, porque Dios está a tu lado cuando sufres.

¿Cuántas veces hemos sufrido? Ya sea por diversas causas, injustas o justas, pero el sufrimiento nos desborda.

La biblia nos dice que esto no es algo nuevo, que sufrir es algo común, pero debemos prepararnos con la fuerza del Señor.

Dios está a tu lado cuando sufres

Pero primero debemos entender el sufrimiento no como la ausencia de Dios, sino como a pesar de la adversidad, Dios está con nosotros.

«No es un signo de la ausencia de Dios, sino de su presencia purificadora» Porque la presencia de Dios está con nosotros.

Aun así, tendemos a no pensar en Dios cuando estamos sufriendo o preocupados, es como si sacamos de nuestra vida a nuestro principal aliado.

No es algo nuevo

Sin embargo el sufrimiento no es nuevo, sino que es algo que nos acompañará muchas veces en nuestra vida.

“Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese” – 1 Pedro 4:12.

Entonces ¿Cómo evitamos sufrir? Es algo que estará en nuestra vida, pero entendamos que Dios estará con nosotros.

Dios alza tu espíritu

Sabemos que Dios va con nosotros como poderoso gigante, pero, ¿realmente lo pensamos así cuando estamos en la adversidad?

El Señor alza tu espíritu, te da fuerza, da la paz a tu corazón, sin embargo, muchas veces ni siquiera nos comunicamos con Él.

Es importante que cuando te sientas desbordado, triste, sufriendo, hagas una oración a Dios comunicándole cómo te sientes.

Corazón de león

Dios estará ahí para escucharte, para darle paz a tu corazón, pero también hacerlo tan noble y fuerte como el de un león.

No temas a sufrir, porque esta consciente que Dios está contigo, te brinda la paz de su poder y quita al mal de tu camino.

Cuando no sepas que hacer, dile a Dios “Aquí estoy, perdido sin tu palabra” ora y hazle saber que confías en Él.

Podría gustarte: No huyas de tus miedos

Si te gusto este artículo de no te rindas, síguenos y continúa leyéndonos.

¿Quieres saber más?

Si te gustaría leer más artículos como este, puedes seguirnos en nuestra página de Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *